Dos achuchones y un gracias

Ayer martes conseguimos alcanzar 3672 visitas. Wow. Perdón. WOW.

Gracias. Gracias por la difusión, por los amigos que, a su vez, tienen más amigos, que a la vez tienen unos amantes, que a la vez tienen compañeros de trabajo, que a la vez se ponen a ojear Twitter, o que por alguna razón del destino (si es que existe), han llegado hasta este humilde blog. Gracias por dedicar un minuto o 5 o 10 o días alternos a leer estas palabras, a ver nuestros vídeos, a comentarnos, a reír, a sentirse identificados y admitirlo (o no), a inspirarnos…

Perdonadme este momento de ñoñería, pero es que me parece asombroso. Porque aún recuerdo aquel día en el que pensé ¿y si hago un blog y pongo consejos para ligar? Porque hay que admitirlo que esa fue la idea gestadora, basada en comentarios de amigos que me pedían consejo o consuelo, no porque yo sepa nada, sino porque, de algún modo, había algo que ellos no veían, o no querían ver. Y aún recuerdo una tarde en una cafetería intentando dar con nombres adecuados que no sonaran a Hombres, mujeres y… porque alguien dijo que el título del blog era casi “impronunciable”.

Y ayer llegamos a un récord. Y lo mismo no se repite jamás, o lo mismo lo superamos cien mil veces más… pero ese momento de alegría en el que el oh todopoderoso WordPress te dice con un guiño invisible: eh moza! que tus estadísticas están que lo parten! (es que mi wordpress es muy chulo él). Y tú haces un ademán de entrecerrar los ojos para ver qué cifra le parece al oh! todopoderoso que es “partirlo” y, de repente, pasa por tu cabeza algo así como WTF?. Te frotas los ojos porque es más de medianoche y piensas que lo mismo la cena te ha sentado mal. Y vuelves a chequearlo. Y, entonces, piensas, esto se merece un discursito modo Oscars pero sin selfie. Y lo haces. ¿Por qué? Porque aparte de dar el coñazo y daros reglas, y animaros los lunes, y poner verde a tu mujer, y decirle a tu marido que necesitas un abrazo, también sabemos dar las gracias. Y deciros que os queremos. Porque decir te quiero es difícil pero muy reconfortante. Y porque, para qué negarlo, queremos que sigáis con nosotros. Que nos busquéis en Facebook, o en Twitter, o en ambos, o en la calle, o en la copa de bourbon, que nos sigáis, que seáis pesados y nos pidáis cosas, que nos insultéis, que nos gritéis, que nos aplaudáis… pero que volváis.

GRACIAS.

Advertisements

One response to “Dos achuchones y un gracias

y tú que opinas?

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s